Wednesday, November 19, 2014

Back to Warsaw: the failed beer challenge and Keira is You


Our saturday in Warsaw was full of funny moments. The most important thing is that we wanted to do a beer challenge around the city, but the first beer we tried in the first pub was so expensive and horrible that we quit and went to a concert instead.

Nuestro sábado en Varsovia estuvo cargado de momentos divertidos. Lo más importante fue que queríamos hacer un reto de beber cerveza por toda la ciudad, pero la primera que probamos era tan cara y estaba tan mala que abandonamos rápido el reto y nos fuimos a un concierto.

Monday, November 17, 2014

Outfit post: You normally don't see me this way...


And I must say it's true! You normally don't see me in pants, and that's because I normally don't wear them! But when I saw a couple of months ago this gorgeous jean salopette, I totally fell in love. I used it when I was back in Warsaw, and it was really cozy and great.

Normalmente no me veis de esta guisa... y ¡es cierto! No soléis verme llevando pantalón largo, y se debe a que apenas utilizo. Pero cuando hace un par de meses vi este peto vaquero, me enamoré por completo. Es cómodo y muy chulo, ¿verdad?

 Salopette - Cache Cache
Knitwear - Vintage
Socks - Asos
Shoes - Dr. Martens
Cap - Pimkie

Sunday, November 16, 2014

Inaugurando la nueva Flagship Store de Be.


Recientemente se inauguró la nueva tienda Be Store muy cerquita de mi casa, en Avenida Diagonal 606; y estuve allí con un montón de gente para ver cómo era el nuevo local. Y madre mía, qué local...



 Moshi moshi?
 Ray & Vero, my cute friends who came with me <3

Wednesday, November 12, 2014

Avergonzarte de ser normal y otras mentiras que nos quieren vender en el circo


Hace unos días escribía una reflexión que no había publicado hasta hoy, ya que volvió a mi cabeza ayer, 11 de Noviembre, tras leer la noticia que invadió las redes sociales y que podéis leer aquí o aquí, entre otros muchos sitios.

A continuación, os dejo mi reflexión. 

Hay una tendencia que lleva algún tiempo tomando fuerza dentro y fuera de las redes sociales y que, la verdad, me molesta cada vez más: estoy cansada de que sólo se hable de modelos/bloggers/introduzcasufashionprofesiónaquí delgadas y "curvy". Como si en el mundo no existieran más tipos de mujeres. Como si en el mundillo 2.0 y en el analógico no hubiera otro tipo de cuerpos. O eres una blogger "delgada" (es decir, de 34/36), o entras en el saco ya de las "tallas grandes". Y no, no exagero: si tienes una 40, para un lado de la industria eres una talla grande y para el otro eres una "canija" que pretende ir a comprar a tiendas de "tallas grandes".

Me he encontrado con blogs y tumblrs donde se habla del "fat-shame" (o el intentar avergonzar a las personas con sobrepeso), pero también los casos contrarios, de "thin-shame". Como si hubiera que avergonzarse de ser gordita o delgada, de tener un molletito o de marcar algún huesillo porque así es tu constitución o porque mira, te has dejado un poquillo. 

Y peor aún, en ambos casos, como si tuvieras que avergonzarte de ser NORMAL

Parece que es un tema que escuece, y mucho, cuando hablas de normalidad y de ser SALUDABLE. Ojo, que una persona puede estar por encima de su peso cinco, siete o incluso diez kilos, y estar SANO. Estar por debajo de tu peso "ideal" esa misma cantidad de kilos es un poco más peliagudo y puede deberse a muchas cosas (¿un trastorno de alimentación? Sí, puede ser, pero también un metabolismo tocapelotas), pero también he conocido a gente muy canijita, que comen, hacen deporte, se alimentan bien, están sanos y oye, les cuesta la vida coger peso. Es decir, hay de todo en la viña del señor. Y sobre todo, lo importante es éso, estar sano. Tener poco colesterol, una cantidad de azúcar en tu sangre que te haga bien; vitaminas, minerales... SANO, SEÑORES, SANO. 

Lo comentaba con una amiga que, literalmente, me decía "a mí el tema del peso me interesa sobre todo desde un punto de vista médico. Y no me parece bien que en Tumblr u otras redes sociales se enfatice ahora el que hagas lo que te dé la gana con tu peso. Una persona con un sobrepeso de cinco o diez kilos no va a desarrollar los mismo problemas en el futuro que una persona con 35kg de más. O de menos. Ahí es donde está la cuestión". 


Y ahí, en las redes sociales, es donde entramos en los grandes hostigadores de nuestros complejos: blogs, tumblrs, instagrams, pinterest... Antes sólo se alababan los cuerpos delgados y estilizados. Ahora, con el surgimiento de las BBB (Big Beautiful Bloggers), se da visibilidad a chicas que tallan muy por encima de una talla 42. Y oye, me parece de putis el que, POR FIN, se haya abierto el debate y tengan visibilidad las chicas curvy (y puntualizo que, para mí, una curvy es alguien con una talla más grande de la 46, por lo menos); pero parece que al final siempre se está dejando a alguien de lado (y ostia, qué casualidad, siempre estoy en ese puto lado olvidado).

Me parece fatal que en las redes sociales, por un lado, se pretenda avergonzar a las chicas curvy, a las gorditas de toda la vida, vaya; y que se haya hecho durante tanto tiempo. Y ahora, en forma de respuesta, también se intenta avergonzar a las canijas... y mientras, hay una lucha para seguir acaparando a  ambos bandos, cada uno al rincón del round.

Pero oh, sorpresa... ¿sabéis quién se queda en medio? Sí, nosotras. Las chicas que vestimos entre las tallas 38 y la 44. Aquellas que, dependiendo de dónde vayas, una prenda te hace marcar el camel toe aunque se suponga que sea de tu talla, y en otra te queda como un jodido saco de papas. Y estoy CANSADA de ello. De ser una de las grandes olvidadas del mundillo de la moda, por mi talla y por mi estilo (es decir, por no copiar con descaro el lookbook de Zara o Mango). Estoy cansada de que se nos trate con desprecio por no entrar en una 36 o por no llevar una 46 ("Es que claro, aquí no entras con tu talla" o "Pero es que tú eres muy canija para ponerte esto", son comentarios que me he tenido que tragar en diferentes sitios y con referencia a ambos tipos de cuerpo, true story).

El tema de las bloggers tampoco ayuda mucho. Si estás delgada, todo es guay. Si ahora estás gordi, también es guay porque se están empezando a centrar en ti. Pero si no perteneces a estos dos grupos, apaga y vámonos para, no sé, Wembley; porque pocas marcas o agencias van a hacerte caso, aunque te pongas un cactus en la cabeza.

Y me parece todo una hipocresía muy grande, la verdad. Es decir, si abrimos el abanico, ya podríamos abrirlo al completo, y no solo un poquito, ¿no? Es que si no, no me llega bien el aire al abanicarme, gracias.

Me pregunto si habrá algún día en el que dejemos de sentirnos culpables por la talla que tenemos, y empecemos a preocuparnos de verdad (y no porque esté de moda) en estar sanos, no en tener una determinada talla o etiqueta.

Lo bueno, lo importante, es sentirte bien contigo mismo; y no dejar que los demás, con sus etiquetas de los cojones, vengan a amargarte el día, la autoestima o la celulitis del culo. A ves si hacemos más caso a El Cordobés y dejamos de hacerle tanto caso al circo. Que para circo, ya me monto yo el mío.

#UnBesi


Today I talk about fat shame, thin shame and where the hell are the girls with a size 10-12 UK.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...