Tuesday, November 26, 2013

El dinero lo compra todo, hasta a los seguidores.

 El post de hoy lo ilustro con un par de fotos bonitas, porque voy a hablar de cosas feas.

Hoy, a escasos días de que comience The Shopping Night Barcelona, me detengo a reflexionar un poco sobre algunos acontecimientos relacionados con el mundo blogger que, últimamente, me asaltan de forma constante.

Mientras todo el mundo (o casi todo el mundo) hace recuento de a cuántas fiestas van a acudir esa noche, a cuántos eventos han sido invitados o cuántos regalos por parte de las marcas han recibido, yo me pregunto de forma recurrente si las personas que, precisamente, hay detrás de las relaciones públicas de estas marcas o fiestas hacen bien su trabajo. Es decir, hasta dónde llega la profesionalidad dentro del mundo de la moda y si ésto va a empezar a pasar factura de una vez por todas o no.

Me explicaré mejor, a través de preguntas: ¿se molestan las personas que trabajan en el marketing y relaciones públicas de las marcas en comprobar los perfiles de las personas a las que invitan a sus eventos, o sencillamente se fijan en el número de followers que tienen, sin observar interacciones o indagar un poco sobre el número de esos seguidores?

La respuesta es sencilla, todos sabemos que un número en el mundillo éste es como un buen par de tetas: tiran más que dos carretas; y por supuesto, ningún Community Manager o PR de empresa de moda (al menos no hasta lo que he podido comprobar, y os aseguro que trabajo en esto y veo MUCHAS cosas raras día tras día) se molesta en realizar una mínima investigación sobre la persona con la que están contactando. Para ellos, lo único importante es ver si llegas a ese número, ésa meta que ellos han impuesto para poder realizar una colaboración/review de producto/que te regalen ropa e inviten a eventos; y ya está.

Ahí es donde entran en juego los followers comprados, cuentas fantasmas (de las cual ya habló Marta en Urban Closet) que sólo sirven para engrosar éste número de seguidores requeridos por muchas marcas o portales para poder realizar una colaboración. Followers que, por cierto, no valen para mucho más que para aumentar ése numerito, ya que nunca te mencionan, opinan o comparten lo que tú haces. Así, no es difícil encontrarte con cuentas cuya página de fans en Facebook tiene 5000 fans y cuyos post tienen sólo 10 likes. O cuentas de Twitter o Instagram con más de 10000 seguidores y cuya interacción social está más muerta que la de Nosferatu. Usuarios de diferentes redes sociales con miles de seguidores y cuyos blogs, realmente, tienen una vida más paupérrima que mi cartera a final de mes. Al fin de cuentas, el dinero lo compra todo, hasta a los seguidores.
No voy a meterme en el daño que este tipo de personas hace en la blogosfera a quienes realmente se lo curran para ganarse sus seguidores a pulso, porque creo que es un tema ampliamente tratado; tan sólo diré que (al menos para mí) este tipo de bloggers, agencias o empresas quitan credibilidad a todos por igual (y en el caso de una empresa, sobre todo le quitan credibilidad al Community Manager).

Pero ojo, no culpo por ello a estas personas (ya sean bloggers, empresas, comunidades...) por comprar a los seguidores, sino a las marcas/portales que exigen un determinado número de followers y que son incapaces de comprobar como es debido el que ése número sea verídico, en lugar de falso. ¿Acaso este tipo de personas no perjudican a tu marca? ¿Una colaboración que apenas reporta beneficios (ya sea en visitas o nuevos seguidores) no es un fracaso para la marca y demuestra que esta persona no ha sabido realizar bien la filtración en su búsqueda de colaboradores?



Por supuesto, a mí será que me puede la honradez, y es por ello que (aunque sea una tarea pesada) suelo comprobar quién es cada persona que me sigue en alguna red social, sobre todo en Twitter e Instagram. Nunca sabes qué te puedes encontrar: si una persona que es interesante, si una marca en auge, alguien que sencillamente busca que lo sigas de vuelta (es decir, le hagas follow back), una cuenta de spam o un perfil falso que te ha hecho 'click' sin venir a cuento. Obviamente, en los dos últimos casos, bloqueo y reporto la cuenta. ¿Por qué? Porque me incomoda pensar que me sigue alguien por el mero hecho de ser un 'bot' y no le interesa lo que hago o digo. Porque quiero saber que todas las personas que me siguen son reales, tienen una cara, una vida, una personalidad tras la pantalla.  Porque, tal vez, tengo vergüenza y aprecio mi trabajo y lo que comparto con vosotros aquí, igual que aprecio el trabajo de todos aquellos a los que yo sigo.

Ya veis que la honradez no me va a llevar muy lejos: mientras muchos seguirán todavía comprobando cuántas invitaciones tienen para los diferentes eventos de TSNB, yo seguramente no tenga ninguna invitación a nada (lo cual no implica que me vaya a quedar en casa, por supuesto ;D).

Pero al menos me quedo con la tranquilidad de saber que todos los que me seguís, lo hacéis porque queréis. Que no he tenido que compraros para que leáis. De hecho, sé que me leéis.

Y esa sensación es más gratificante que cualquier regalo de una marca, que cualquier fiesta a la que puedan invitarme o evento al que pueda acudir. Sé que sois reales, y os interesáis por lo que tengo que decir.

Gracias. De verdad. GRACIAS.

PD: a esas marcas que no saben hacer bien su trabajo, decirles dos cosas. Primero, que si queréis a alguien laborioso y entretenido en hacer ese tipo de comprobaciones, podéis contratarme; yo me entretengo mucho haciendo esas cosicas. Y segundo: que si no lo hacéis porque no os da la gana, pues ale y que os den por ser poco profesionales y honestos con vuestro trabajo.
Y lo ilustro con una foto con mi querido amigo Mario, que es la releche y es de lo más divertido del planeta (o un pingüino cubano en el carnaval de Rio de Janeiro, que es lo que pretendía ser el sábado pasado).


Today I talk about false followers and brands who doesn't seem to do their job in a proper way. Click on the translate button for reading it in english, thanks!

Monday, November 25, 2013

We were little ghosts dancing all night.


Last Saturday, DJ Sisen was visiting Barcelona and played music at a party. The truth is that it was a great chance to meet the gang and dance for hours in the Club Instinto at Plaza Espanya.

El pasado sábado, DJ Sisen visitó Barcelona y estuvo pinchando en una fiesta. La verdad es que fue una ocasión estupenda para reunirnos toda la pandilla y bailar durante horas en el Club Instinto de Plaza Espanya. 




Wednesday, November 20, 2013

#geoxontour at Barcelona


Last week Yvan Rodic (Facehunter) was visiting Barcelona during the #geoxontour experience, sponsored by Geox. The brand organized a meeting between some bloggers from Barcelona, and we really had a lovely time. Also, they were so kind that gave a present to everyone!

La semana pasada, Yvan Rodic (Facehunter) estuvo visitando Barcelona durante la experiencia #geoxontour, patrocinada por Geox. La marca organizó una reunión entre algunos bloggers de Barcelona, y pasamos un rato bastante agradable. Además, nos hicieron un regalo a todos, ¡gracias!



Friday, November 15, 2013

Friday I'm in love with...

This picture of Robert Smith's wedding.


Feathers for your hair.


This Olympia Le-Tan milk bag.


And this Cherie Cerise Halloween Skirt


This scene

Thursday, November 14, 2013

Mister Spex Collection y sus gafas graduadas.

¿Recordáis mi post del pasado lunes? En él lucía un par de gafas chulísimas que no conocíais, ¿verdad? Pues bien, hoy vengo a revelaros el misterio.



Hace unas semanas, la marca Mister Spex (que seguro recordáis por este sorteo que hice en el blog hace tiempo) se puso en contacto conmigo para presentarme la que es su nueva colección de gafas graduadas... ¡y qué gafas! Me puse a navegar por su web y me llevé una grata sorpresa; sin duda han sabido crear una colección para todos los gustos.

Además, me ofrecieron el probar su servicio y que eligiera uno de sus modelos... ¿os imagináis el dilema? ¡Que elija un modelo de su colección de gafas, sin probarlas...! Como buena miope que soy, conozco mis rasgos y sé qué me puede quedar bien o no... pero... ¿elegir un modelo de gafas sin estar segura 100%?

No obstante y a pesar de ser un poco reacia a comprar este tipo de productos por internet, me animé a hacerlo, ya que mi anterior experiencia con ellos había sido muy positiva, y merecían sobradamente que les diera una oportunidad :)

Wednesday, November 13, 2013

La valentía del anónimo.

Fotos de Roberto Prats <3

Hace unas semanas acudí a un evento en Barcelona en el cual Lolita in Wonderland colaboraba, y durante el cual Rober me hizo este par de fotos que, la verdad, ¡me encantan!

¿Por qué os pongo estas fotos hoy? Bueno, veréis: tenía un post medio escrito hace ya un par de semanas sobre mi desencanto del mundo Lolita, pero he tenido que redimirme por completo tras la estupenda Tea Party que celebramos en LiW el pasado 2 de Noviembre (pronto os contaré). 

Sin embargo, he decidido enfocarlo hacia otro tema, que afecta tanto a la escena lolita como a cualquier escena, y que recientemente (aunque no de forma novedosa) ha asaltado al mundillo blogger: el bullying/ciberacoso/mofa/críticas destructivas por parte de cuentas anónimas en la red.

Ayer mismo me enteraba de la existencia de una nueva cuenta en Twitter que se dedica a criticar (no muy positivamente) a determinados bloggers (sobre todo a egobloggers); y el mosqueo general que hay con el tema. Y a ver, que yo lo entiendo: a nadie le gusta que lo critiquen, y mucho menos si es desde el anonimato. Creo que, lo mínimo que ha de hacerse cuando realizas una crítica, es dar la cara, ¿no creéis? Es muy fácil escudarse en los anónimo, pero muy difícil decir que algo no te gusta de una forma educada o realizando una crítica constructiva (como normalmente hace la cuenta en Twitter).

Pero el caso es que, pensándolo luego de forma fría, me dije "pues no es para tanto". Y es que estas cosas tienen a importancia que una quiera darle, tanto dentro como fuera de la red. Por supuesto, afectan mucho, sobre todo cuando tenemos una autoestima no muy alta, pasamos por un bache o se ataca a gente jovencita. No es lo mismo meterte con una niña de 16 años que con una mujer de 32, creo yo. Y éso me ha llamado mucho la atención:  desde esta cuenta de Twitter se critica a mujeres (y hombres) hechas y derechas, y las/los afefctadas/os se lo están tomando un poco mal. Yo os digo, con todo mi cariño: ¿no le dais mucha importancia? Quiero decir, que tal vez debería de tomarse con humor; al fin de cuentas, las opiniones que te pueda dar un anónimo (alguien a quien no le puedes poner cara porque no tiene el valor de darla) no merece que nos amarguen, ¿verdad?

No sé, será que yo vengo muy de vuelta de los diferentes mundillos por los que me he movido/muevo, sobre todo por el mundillo Lolita; donde solían (y suelen) criticarte por TODO: por llevar marcas, por no llevarlas, por ponerte tacones, por NO ponerte tacones, por llevar lazos, bonnets, pololos, enaguas o hacer la croqueta.... y por supuesto, la mayoría de las veces, de forma anónima.

Conmigo se han metido y se seguirán metiendo por cualquier: por tener un buen par de tetas, por llevar ropa llamativa, por no tener pelos en la lengua, por estar más o menos gordita, por reírme, por mi acento o por llevar cuernos, como en estas fotos.
Pero ¿sabéis qué? El ciberbullying no me afecta, sobre todo cuando has pasado una infancia en la que se metían contigo, cara a cara, en el colegio; cuando te pegaban a la salida de clase por el mero hecho de llevar gafas o por venir de una familia con padres separados (verídico). Es ÉSE el momento en el que, de verdad, sí te tiene que importar lo que te digan, y tienes que armarte de valor y plantarles cara.

Las opiniones destructivas por parte de anónimos no tienen que importarnos. Alguien que no tiene el valor de decirte algo 'a la cara' (o desde su cuenta personal, si es en formato virtual) demuestra que su valentía es nula, y que seguramente él o ella sí está preocupado por el qué dirán, por lo cual se excusa en el anonimato o en las cuentas falsas.

Ya lo decía Madonna: "Que hablen bien o que hablen mal. Pero que hablen."

· · · ·

Today I talk about bad comments that anons can leave at your blog or social media accounts. Click on the translate button for reading in english :)

Tuesday, November 12, 2013

Metal Magazine & Smoda Party


Lately I have been able to attend several presentations and parties that haven't had any waste (I still have to talk about some more, sorry! Please, don't think I'm always on parties!).

The day before Halloween, Laia and I had a busy afternoon. First we went to Metal Magazine party together, in which they celebrated the release of their 30th issue, and
was held at the G-Star store in el Born.

Ultimamente he podido asistir a varias presentaciones y fiestas que no han tenido desperdicio alguno (todavía me queda hablar de algunas más, ¡los siento! No penséis que siempre estoy de fiesta!).

El día antes de Halloween, Laia y yo tuvimos una tarde ajetreada. Primero fuimos juntas a la fiesta de Metal Magazine, la cual celebraba el lanzamiento de su número 30, y que se celebró en la G-Star Store en el Born.




Monday, November 11, 2013

Fuet Magazine


Yesterday I went to the launch party of Fuet Magazine, a new gourmet magazine wich presented its first issue. 

Ayer fui a la fiesta de presentación de Fuet Magazine, una revista gastronómica que presentaba su primer número.




Sunday, November 03, 2013

At Nuovum and Manuel Bolaño's showroom.


A few days ago I went to the launch of Nuovum, a new space for young desingners where you can find from colthes to jewelry. 

Hace unos días fui al lanzamiento de Nuovum, un nuevo espacio para jóvenes diseñadores donde puedes encontrar desde ropa a joyas.